lunes, 18 de mayo de 2009

gracias, universo.

Y es que a veces hay que salir de uno mismo y sus mismadas, para encontrarse de nuevo con uno,
para verse con perspectiva, y salió, en busca de...algo,
creo que de paz.
quería recorrer más caminos,
no verlos sólo desde un cristal,

y buscó su rincón de relax, para entender algo más,

y despues,
quiso asomarse más,
y se encontró una ventana llena de luz y color.



que también coloreó su interior,
y es que eso de la paz interior...
a veces llega, sin ton ni son
o sí? quizás solo hay que desear
saber qué, y desear,
...y que al final va ser verdad, eso que también leyó:

cuando el ser humano desea algo desde el fondo de su corazón,
el universo entero conspira para que se realice.

7 comentarios:

Toñi dijo...

"El Alquimista" es uno de mis libros favoritos.

Y creo firmemente en esa frase.

Me gustan tus ventanas.

Un beso.

Ptolomeo Lagos dijo...

Es un viaje, seguro. Has viajado y te has oxigenado. Y te ha gustado el viaje.

Me alegro.

Que sepas que seguro que has dejado por el camino mas PAZ de la que has encontrado.

Seguro, seguro, te lo digo yo, hazme caso.

Y es que resulta que, por lo que vengo observando, eres la antítesis de un "cazo" (¿se dice asi?)

A mi también me gusta tu rincón de relax.

Un beso.

LILIT dijo...

TOÑI:
lo leí a los 18 años, y todavía me persigue esa frase....por suerte.
Me alegro de coincidir :)

Mr.LAGOS:
jajaja,no, exactamente era: "cesto", pero podemos aceptar cazo como animal de compañía.
No estoy muy segura de lo que habré dejado, pero si de que....
me traje buenas fotos! ja.
y estooo, ya me contará usté que viene observando.

jorge dijo...

Este finde tuyo me sabe bien.

porque me daja buen sabor de boca tu reconciliacion con el universo.

Veo tren, paisajes cambiantes, un rincon para charlar y manosear, una ventana abierta a los colores de la naturaleza.

Percibo un visita deseada, la calma de la compañia, el relax de saberse donde se quiere estar.

Adivino tu capacidad de absorver lo mejor de lo que te rodea, una satisfaccion que te reconcilia con esa vida que se empeña en rascarte el corazon y añadirte cicatrices.

Pero no pueden contigo, unos mimos, una charla, un paisaje y encuentras motivos de sobra para disfrutar. Sacando lo mejor de lo que te rodea (lo que tu eliges que te roce), ves lo positivo de cada situacion y acabas cerrando un pacto con el universo.

Me alegro por ti.

LILIT dijo...

JORGE:
me conoces bien, algo así ha sido.
Y bien cierto es que mimos charla y paisajes...son ingredientes-no más que suficientes- sino, en este caso deseados y agradecidos.
Ha sido un todo un bálsamo.
Y te ha quedado lindo lindo, sí, eso de cerrar un pacto con el universo me ha gustado, aunque tu bien sabes que no llego yo a enfadarme con el universo, como mucho...le hago un pacto, si. :)

Nébula dijo...

Esta frase también me persigue desde que la leí en Demian, de Hermann Hesse, porque me siento identificado con ella, desde que alguien me dijera de pequeño que todos mis sueños se cumplirían y porque hasta ahora la frase siempre ha resultado ser cierta.

Saludos, y que disfrutes de más momentos de retiro, imprescindibles para conocerse.

Lucía A. J. dijo...

Doy fe.
Para mí el alquimista fue un libro molesto de leer, pero vaya que dice verdades...

Me dejo caer por aquí desde casa de Jorge, así de repente, y sin vino ni pastitas para el café... pero prometo volver.