lunes, 1 de junio de 2009

¿Qué hay detrás?

Yo venía hablar de puertas, de mi colección de puertas,
otros coleccionan sellos y no pasa nada no?
yo colecciono puertas,
me hechizan,
son entradas a diferentes mundos,
entradas, que no salidas, cada una de ellas te cuenta cosas antes de pasar al otro lado,
veamos:
Algunas te invitan a pasar al otro lado amistosamente, mostrándote desde el principio casi todo su interior sin ningún pudor.
otras sin embargo son totalmente opacas, guardando celosamente su interior, siguiendo en su empeño de mostrar seguridad. Cuando los demás sólo ven temor.
también las hay que incluso estando cerradas a cal y canto no consiguen no mostrar, se les escapa la vida por las rendijas, se sienten seguras en su escondite, insconscientes que la vida puede más.
hay puertas acogedoras que simplemente te invitan a pasar, en las que sabes que dentro podrás estar comodamente, sin máscaras.
y hay puertas sin puertas, no necesitan, no creen en las fronteras, ni en los límites, donde todo está en tí, no hay ningún impedimento real, sólo tienes que querer avanzar.

...y tengo más, hay tantas puertas ....cómo almas, digo como gustos.

8 comentarios:

Cris dijo...

Ja ja como almas.. digo.. como gustos... Ya ya...
Oye, buenísimo... eh! me encantó el documento... y si... son entradas a otros mundos... también las usamos para no dejar entrar al nuestro o invitar a que nos visiten.... muy interesante si...

lo mismo tengo por ahí alguna puerta para ti... bueno, ya buscaré.

Un besote, buena semana!

jorge dijo...

Lo que más me reconcome es que no reconozco esas puertas.

Y seguro que todos tenemos que enfrentarnos a algunas parecidas.

Si tuviera que imaginarte como una puerta te veria siempre abierta (¿existen puertas sonrientes?).

Pero se que lo mejor no es la puerta. Lo mejor esta en el interior (calida, dulce, amable, positiva).

impersonem dijo...

Joder Lilit ¡qué cosas coleccionas!, y ¡qué haces cuando tienes una repetida!, para cambiarla por otra con otros que coleccionen lo mismo tiene que ser una odisea...
No sé si es posible presumir lo que hay dentro por cómo es la puerta, puede ser que nada tenga que ver...incluidas las personas que están o habitan allí. Y recuerda el refrán: "Casa con dos puertas mala es de guardar"...

Supongo que de ahora en adelante me acordaré de tu post y me dará por analizar alguna que otra puerta...puede resultar divertido...

Besos.

Ipnauj dijo...

¿Los ojos son puertas?

Un gran saludo.

Angie dijo...

tambien estan las puertas invisibles, esas que dependiendo si su dueño te las abre o te las cierra, te permiten entrar en su vida y en su corazón.

Besos. Angie.

marisa dijo...

yo las puertas abatibles.. esas nunca se cierran.. ;)

KOURNIKOVA dijo...

Eres genial, "campanera".
Hacía un montón que no entraba por aqui........y me ha encantado. Tenemos que incluir esta pregunta como prioritaria en el "si fuera".
Besotes

LILIT dijo...

aaaaaaay KURNIiiiii, querida, me encanta que te encante, y me parece muy muy aguda tu puntaulización, añadimos esa claúsula ipsofaaacto! jaja.
me encanta que me sorprendas y aparezcas por aquí, linda, además con todo lo que tu sabes....podrías aportarnos mucho querida Kurni.