miércoles, 20 de abril de 2011

¿RELACIONES SENTIMENTALES CON CONTRATO Y CLÁUSULAS, QUÉ TAL?

Una: joer tía, ayer otra discusión que tuvimos…


Laotra: ¿otra vez, pero si llevabais una racha mu tranqui? ¿Y ahora qué?


Una: pues nada, lo mismo de siempre, pero ayer ya le dije que si el cambia los pactos yo también los voy a cambiar. …Que va y me salta que viene en junio, y que viene, pero…con billete de ida y vuelta!


Laotra: aah, ya, ¿la última promesa es que regresaba en junio, no?


Una: si, pero ahora ya lo tengo claro: él no respeta los pactos, yo no respeto la fidelidad. Cada uno lo que le tira. El quiere hablar inglés, yo quiero follar. Cada uno a lo suyo, y cuando venga seguimos tan bien.

Laotra: jajajaja, si, si, intereses y necesidades distintas, me rio, pero es así, me ha encantado tu razonamiento.


Una: pero es que él no lo entiende, joo,


Laotra: mira, no sé, ni tengo un máster en relaciones sentimentales a distancia, pero…desde luego me parece una actitud más saludable esta, que verte tó el dia gruñendo y gimoteando porque no vuelve…


Una: ah no, ahora ya me lo tomo de mi mano, le quiero mucho, pero por su parte sé lo que hay, que le quede claro lo que hay por la mía.


Laotra: eso es, es que no puedo ver nada reprochable en eso. Comunicación no os falta, ni claridad, ni…


¡cuando se fue, yo se lo dije!- interrumpió laotra- accedo a una relación seria si son 3 meses, el se salta su lado, yo me salto el mío, ¿es justo no?


Laotra: si
¿Me intentas convencer? ¿o es un ensayo para convencerte tú?


Amosaver-continuó Una un pelín venidarriba: ayer le dije, sabes cómo soy, tus decisiones provocan la externalización de mis actos de rebeldía.


Laotra: jajajaja, ¡tomafrasecita! Me la apunto. Y añadiría: Si han cambiado las condiciones, pues cambia el tipo de contrato. No hay más.


Una: ¡eso¡ como notaria, ¡das fe! Juas juas juas
Ahora se vino arriba Laotra: Las relaciones deberían tener un contrato temporal, siempre lo he dicho, si cambian las circunstancias que lo motivaron: no se renueva, si se mantienen, se renueva. ¿Pero firmar para tooooooooooda una vida?? ¡pero si lo único que dura tanto es una hipoteca! es una locura, ¡SÍ AL CAMBIO! ¡queremos alternativas!


Una: juas juas juas


Laotra seguía a lo suyo: flexibilidad laboral?? pues yo quiero flexibilidad emocional!!
Una: juas júas juas, me parto,tuuuuuuu eres bueeena....(rememorando cierta peli...)
Laotra: jajajajajajajajajajajaja. Mira, mi relación no sé lo que durará, pero para que duren estas risas, ¿dónde hay que firmar?





7 comentarios:

Charo dijo...

¿y por qué no: "si cambian las condiciones, volvemos a negociar?".
Siempre he creído que esa flesibilidad de negociación era clave en una relación que interesa.

Angie dijo...

conozco a alguien que lleva años hablando de esa teoría de la temporalidad emocional! jajaja... Y la verdad es que ahorraría más de un quebradero de cabeza a más de un@...

Un besote fuerte Lilit! que hace mucho que no venía por aquí!!! :D

LILIT dijo...

CHARO:
exacto, Launa o Laotra (yanomacuerdo) volvió a negociar y le planteó a su pareja: vale, si tu no vuelves pronto yo no prometo ser fiel, le está planteando otra posibilidad, otras condiciones contractuales. Otra cosa es que él las acepte o no, y sigan renegociando...o buscando alternativas. Pero nadie está planteando acabar con el contrato y punto.


ANGIEEE!
andeandavas? (aunque yo no soy la más indicada para pedir explicaciones que también he desaparecido una temporada). ¿qué tal todo? ya me pasaré y me pondré al día en tu rincón.
Por cierto ese alguien qué conozco llegó a alguna conclusión nueva? por favor, si es así ilústranos...que me falta rematar la historia...
Un beso!.

impersonem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
impersonem dijo...

El problema es que el con-trato está roto por un sin-trato que tiene que ver con distancias y ausencias prolongadas... que parece ser que en una de las partes provoca "ansiedad sentimental de ombligo para abajo" y pone el asunto de la fidelidad en peligro... pues no sé, cada un@ es cada un@ y cada seis media docena... supongo que en la solución caben muchos dependes y muchos intringulis... libertad, voluntad y un etcétera de cosas tendrán que ver en ello... y la solución valdrá para cada cual según su criterio, y todas serán válidas de mutuo acuerdo mientras no haga daño...

Ay la vida y sus relaciones sociales y sentimentales, tan complicadas, tan enclausuladas, tan tan tan... ¿Qué es el amor si no resiste a las ausencias? ¿Qué es el amor si cede ante las urgencias de la carne? No sé, esta historia que transcribes tiene su meollo, de ombligo para abajo uno, de ombligo para arriba (corazón-sentimiento de ambos) otro, es preciso hacerlos coincidir en la cabeza y darles perspectiva...

Perdón por la seriedad, soy un sentimental...

Besos.

26/04/11 12:33

mila villanueva dijo...

Possí. y, en serio ¿tú quién eres de las dos?.
Cuidate muchooooo
Un abrazo

LILIT dijo...

oye IMPERSONEM,
eso de "hacerles coincidir" suena bien, por ahí debe estar la solución, pero ¿tienes algún método?...uhmm, esto lo voy a reflexionar, supongo que todo es que negocien y consigan llegar a acuerdos, es decir que en algún punto se encuentren, y a gusto, los dos, caminen con sus nuevas clausulas.
Un abrazo y estupenda perspectiva "más sentimental", este rincón quiere eso, conocer más puntos de vista.


MILA,
¿yo?
yo soy Lilit, la narradora. ¿ya no te acuerdas?

y tu "posí" ¿que significa? que estás de acuerdo en todo? aquí o nos mojamos todos...